miércoles, 18 de noviembre de 2009

Informe Mundial sobre Drogas (2009)


En el Informe Mundial sobre las Drogas, 2009 se indica que los mercados mundiales de cocaína, opiáceos y cannabis se mantienen estables o han disminuido, pero se teme que la producción y el consumo de drogas sintéticas estén aumentando en los países en desarrollo.

Tendencia a la baja en los principales mercados

En 2008 el cultivo de opio en el Afganistán, país en que se cultiva el 93% del opio de todo el mundo, descendió en un 19%. Colombia, que produce la mitad de la cocaína del mundo, vio descender el cultivo de coca en un 18% en 2008, lo que supone un asombroso descenso del 28% en relación con 2007. Con 845 toneladas, la producción mundial de coca se encuentra en el punto más bajo de los últimos cinco años, a pesar de que ha aumentado el cultivo en el Perú y Bolivia.

El cannabis sigue siendo la droga que más se cultiva y consume en todo el mundo, si bien los cálculos al respecto son menos precisos. Los datos también demuestran que el cannabis es más perjudicial de lo que suele creerse. El contenido medio de THC (el componente nocivo) de la marihuana de cultivo hidropónico de América del Norte casi se ha duplicado en el último decenio. Ello tiene importantes consecuencias para la salud, como lo manifiesta el aumento considerable del número de personas que solicitan tratamiento.

En cuanto al consumo, los mayores mercados de cannabis (América del Norte, Oceanía y Europa occidental), cocaína (América del Norte y algunas zonas de Europa occidental) y opiáceos (Asia sudoriental y Europa occidental) se han estancado o han decrecido. Los datos referentes a los países en desarrollo no son tan claros.