martes, 1 de marzo de 2011

Fumar marihuana acelera la aparición de enfermedades mentales


Enfermedades psiquiátricas graves que no deberían haber aparecido hasta la adolescencia o la juventud, o que nunca habrían aparecido, están afectando a niños de 12 años que fuman marihuana.

Fuente: publico.es - Reuters
Autor: Nancy Lapid


Fumar marihuana eleva el riesgo de desarrollar trastornos mentales y ahora investigadores afirman que, cuando aparecen, esas enfermedades se instalan antes de lo esperado en las personas que consumen la droga.

Eso quiere decir que enfermedades psiquiátricas graves que no deberían haber aparecido hasta la adolescencia o la juventud, o que nunca habrían aparecido, están afectando a niños de 12 años que fuman marihuana.

Ese nexo entre la marihuana y las enfermedades mentales graves es más fuerte en los fumadores de entre 12 y 15 años, o aun más pequeños, señaló el doctor Matthew Large.

"Debemos decirles a las personas que tienen marihuana en el bolsillo que no la compartan con los más jóvenes", dijo el autor principal del estudio, de la University of New South Wales, en Sidney, Australia.

El equipo de Large estudió a miles de pacientes con trastornos psicóticos, como la esquizofrenia (personas que pierden contacto con la realidad, en general desde la adolescencia o la juventud), y halló que los síntomas psicóticos se habían adelantado tres años en los ex fumadores de marihuana.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, unos 2,4 millones de adultos de Estados Unidos, o uno de cada 100 mayores de 18 años, tienen esquizofrenia.

La gran mayoría de los jóvenes que consumen marihuana no desarrolla psicosis. Y, hasta ahora, no se pudo demostrar que fumarla cause trastornos psicóticos, pero el nuevo estudio suma "más pruebas" de que sí lo haría, por lo menos en algunas personas, indicó el coautor, doctor Michael T. Compton, del centro médico de la George Washington University.

El equipo combinó y analizó sistemáticamente datos de 83 estudios sobre más de 22.000 personas con trastornos psicóticos, como esquizofrenia: 8.167 consumían marihuana u otras drogas y 14.352 no eran consumidores.

"Los usuarios de marihuana eran unos 32 meses más jóvenes al momento de la aparición del trastorno que los que no consumían la droga", dijo Compton a Reuters Health.

¿Por qué hubo desacuerdo sobre la existencia de ese efecto? Los autores lo atribuyeron al diseño de cada estudio en el artículo publicado en Archives of General Psychiatry.

En su revisión, consideraron varios factores que los autores originales no habrían tenido en cuenta.

Por ejemplo, la psicosis aparece antes en los varones que en las mujeres, pero Large y Compton hallaron que, aun después de controlar esa diferencia, los síntomas psicóticos seguían apareciendo antes en los fumadores de marihuana.

Lo mismo ocurrió al tener en cuenta la edad: los consumidores de marihuana desarrollaban enfermedad metal a edades más tempranas.

Al intentar conocer también si los resultados podrían explicarse por el año en que se habían realizado los estudios (la potencia de la marihuana aumentó con el tiempo), si se habían respetado las buenas prácticas científicas y si los autores habían definido la aparición de la enfermedad según el año del diagnóstico o del inicio de los síntomas, el resultado fue el mismo: las personas con trastornos psicóticos que consumían marihuana desarrollaban síntomas mentales antes que los no consumidores.

¿Hay niños con más riesgo de desarrollar psicosis que otros? "Sí", respondió Large. Son los niños con antecedentes familiares de la enfermedad o con algunos síntomas psicóticos. Pero también lo están los niños a los que no les va bien en la escuela o que viven en hogares con problemas.

FUENTE: Archives of General Psychiatry, online 7 de febrero del 2011

1 comentario:

Guzman Gonzalez dijo...

Diferentes estudios demuestran al respecto que los hijos de los pacientes con trastorno esquizofrénico tienen tasas más elevadas de déficit de atención, ansiedad o trastornos emocionales. La necesidad de enfocar los estudios de la herencia de la esquizofrenia desde la problemática de los hijos, ha llevado al Servicio de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Clínic a poner en marcha un estudio sobre los "niños de riesgo"